¿Cómo funciona el cifrado y tokenizado para la protección de datos? La tokenización y la protección de datos

La tokenización es un tipo de seguridad avanzada y sirve para intercambiar información sensible y personal como datos bancarios o números de tarjetas con un número aleatorio que se genera algorítmicamente llamado token.
Esto representa una enorme ventaja, ya que a diferencia del cifrado de datos, que con la clave correcta se pueden descifrar, en los tokens no se puede hacer porque no existe una relación matemática entre el token y su número original, por lo tanto son irreversibles e indescifrables. 

¿Cómo funciona la tokenización?

Los tokens son creados por empresas proveedoras de tokens (Token Service Providers TPS) y los envían a las plataformas de pago móvil o  e-commerce para que estos se utilicen en las transacciones en lugar de utilizar los datos de las tarjetas de los clientes. De esta manera dicha información queda resguardada de cualquier fraude.

Actualmente, la tokenización es compatible con PCI DSS (Payment Card Industry Data Security Standard), por lo que cada vez son más las empresas que adoptan este sistema para brindar total seguridad y confianza a sus clientes de que están protegidos ante cualquier violación de datos.
¿Cómo saber si requiero emplear la tokenización en mi negocio o empresa?

  • Si en tu negocio se hacen pagos de suscripciones o pagos recurrentes.
  • Si tienes una e-commerce, tienda online o marketplace.
  • Si se hacen pagos con proximidad con el móvil (monederos virtuales).

Ventajas de la tokenización para los clientes: 

  • El banco está en total control de los datos, nadie más tiene acceso a ellos.
  • Facilita el pago y las futuras compras al no tener que introducir los datos cada vez que se quiere volver a comprar. 
  • La seguridad es máxima, ya que no existe una relación matemática.

El cifrado de datos

El cifrado es un método de protección de datos en donde estos se alteran algorítmicamente para así hacerlos ilegibles y la información pasa a ser texto cifrado, de manera que para acceder a los datos hay que decodificarlos con la clave de cifrado correspondiente. El cifrado mantiene los datos confidenciales como información personal protegida de ciberataques. 

El cifrado es una forma de criptografía actual, la cual significa escritura secreta en griego y los sistemas criptográficos se han empleado durante miles de años para mantener información resguardada.

¿Cómo funciona el cifrado de datos?

Los datos originales pasan por un algoritmo que emplea claves criptográficas que convierte esos datos en texto cifrado, el nuevo texto es ilegible a menos que se tenga la clave correcta para decodificarlo. Este sistema funciona para aquellos datos en reposo, es decir, aquellos que están almacenados en algún sitio y para los datos en movimiento, por ejemplo, una transferencia electrónica. 
Actualmente los algoritmos han alcanzado tal complejidad que el mismo texto o dato puede resultar en un texto cifrado diferente en cada ocasión y solo se pueden descodificar con la clave para esa sesión de cifrado en específico, resultando en mayor seguridad en contra de la violación de datos. 

La importancia del cifradoAl igual que la tokenización, el cifrado protege los datos del acceso no autorizado, si bien el cifrado de datos no garantiza la seguridad total, (aún cuando ha llegado a evolucionar tanto, los ciberataques también lo han hecho) se reduce considerablemente la exposición al hackeo cibernético, robo y violación de información.